Vídeos en línea

Experiencias de un periodista audiovisual

Posts Tagged ‘audiovisual

La tele que viene

leave a comment »

Responde a esta pregunta, ¿cómo es más cómodo ver una película, serie o informativo, inclinado frente al ordenador, tumbado con un ipad en la mano, con el móvil mientras viajo en tren o cómodamente en tu sofá en la pantalla de 42 pulgadas y en formato panorámico con sonido surround?

La pregunta es intencionada y tendenciosa, lo sé, pero este es el argumento que vais a escuchar a partir de ahora cuando os pregunten o cuenten cosas sobre el consumo audiovisual y sus soportes en los próximos años. Los smart TV, o televisores conectados a internet han llegado para quedarse. En mi humilde opinión, la TDT ya ha muerto. Estamos a las puertas por fin de un verdadero consumo audiovisual bajo demanda y en las mejores condiciones, factor que sin duda va a terminar por enterrar una tecnología, la TDT, que ha revolucionado un sector que estaba muy asentado y controlado como el televisivo.

Ya en 2010 el número de televisores y consolas conectados a Internet para ofrecer servicios over-the-top (es decir, bajo demanda por internet) era de 106 millones en todo el mundo. Según un estudio de The Diffusion Group (TDG) esta cifra alcanzará los 250 millones de unidades en 2016. Aunque el crecimiento es  impresionante, esta cifra no supondrá más que la mitad de los hogares en 2016. En otras palabras, 488 millones de hogares contarán con el hardware y los servicios de banda ancha para recibir video bajo demanda, pero sólo una una mínima parte los utilizará.

Lo que es evidente es que todo va a cambiar a una velocidad de vértigo. La semana pasada los dueños de Telecinco ya hicieron pública su plataforma para ver sus contenidos bajo demanda. Antena 3 les lleva ventaja. Las grandes corporaciones audiovisuales mueven piezas para estar los primeros. Quizás sea hora de que los no tan grandes también se muevan en esa dirección para ocupar una posición de liderazgo.

La gran duda que me ronda la cabeza, es la de siempre. ¿Cuál será el modelo de negocio?. Si consumimos bajo demanda los usuarios exigiremos la eliminación de los anuncios, o directamente los eliminaremos nosotros como ocurre hoy en día con el consumo audiovisual a través de videoconsolas que permiten eliminar cualquier publicidad. ¿Estarán los anuncios directamente en el contenido? ¿Veremos a Clooney o a Julia Roberts consumir sin parar Nesspresso en sus películas? Me temo que sí, y aún así las producciones nunca serán tan rentables como hasta ahora.

Televisión y redes sociales matrimonio de conveniencia

leave a comment »

Sentarse a ver la tele y tener en las manos un ordenador, ipad o móvil es ya una práctica habitual, sobretodo en los Estados Unidos. Los dispositivos móviles se han convertido en el complemento perfecto para actuar como espectadores con los programas o series de televisión. Aquella promesa de que con la llegada de la TDT los televidentes íbamos a poder relacionarnos con otros a través del mando a distancia, se ha quedado en eso, en promesa.

La culpa la tienen, entre otros muchos factores, las redes sociales y el uso que los espectadores hacemos de ellas durante la exhibición de alguno de los programas de televisión, sobretodo cuando esos programas nos implican como espectadores activos. Tv Guide ha llevado a cabo un estudio sobre el uso que se hace de las redes durante el consumo de televisión en Estados Unidos. Este es el gráfico.

Comprobamos que los americanos utilizan las principales redes sociales para comentar los minutos previos al programa, y sobretodo los posteriores. El uso que hacen de twitter o facebook durante la emisión es menor. Destaca también el liderazgo de twitter en detrimento de facebook. Ya sabemos que la red de mensajes cortos está más estandarizada en Estados Unidos, pero la rapidez y los 140 caracteres se acoplan mejor con la inmediatez de un programa de televisión. Facebook es como más elaborado en origen.

Estos son los datos americanos. En España el uso es bien distinto. Los mayores porcentajes de actividad social se registran en el mismo momento en el que estamos viendo el show o programa. Somos más inmediatos y necesitamos tener feedback al segundo, quizás por nuestro origen latino.

Este otro gráfico demuestra que los mayores porcentajes de interacción se producen con los protagonistas del programa, con los actores o presentadores y  con la cadena o dirección del programa que se emite. Una cuestión muy interesante, a tener en cuenta por productores y creadores de formatos audiovisuales. Hoy por hoy y a tenor de estos resultados la creación de espacios debe tener muy en cuenta a quien van dirigidos y sobretodo su poder de acción. Eso se puede convertir en una garantía de éxito para productores, guionistas y periodistas. Si identifico mi público y le doy un producto con el que empatice y se relacione me estoy garantizando cierto éxito.

Este vídeo que adjunto en el post de hoy y con el que termino muestra a las claras como están trabajando los americanos la relación entre televisión y redes sociales. Un matrimonio de conveniencia en toda regla porque ambos salen beneficiados de su acción instantánea.

Written by Ángel Ramírez

26 mayo, 2011 at 8:27

Los grandes productores de contenidos audiovisuales ya miran la red de otra manera

leave a comment »

Esta semana se ha celebrado en Madrid  una jornada bautizada como “Nuevas oportunidades y nuevos negocios para el sector de los contenidos audiovisuales”, organizada por la Fundación ICDEA y celebrada  la Academia de Cine. En ese escenario he podido escuchar por primera vez a los dueños del negocio audiovisual de este país que su futuro esta en la red. Planean desembarcar allí y seguir liderando la distribución de los contenidos que hasta hoy han generado para la gran pantalla o televisión.

Ya era hora de que abrieran los ojos y se dieran cuenta de donde se está jugando la partida. Esa es mi primera valoración.

Tienen algo de razón cuando hablan de que el futuro no puede ser el gratis total. Ese es el camino más corto para su desaparición y la de miles de trabajadores, pero me temo que van a librar una larga y dura batalla. Muchas cosas van a cambiar si definitivamente los amos del cortijo deciden aterrizar en la red de redes. Para empezar no podrán cobrar por su producto lo que están acostumbrados a pedir. Sus beneficios serán mucho menores. Además van a tener que asumir que su posición en el mercado ya no es predominante. Se van a lanzar a un mercado en el que sus competidores se multiplican por miles. Cualquiera puede generar contenido de entretenimiento. A muchos les faltará calidad en sus creaciones, pero el entretenimiento de los que navegamos se puede encontrar en muchas propuestas nada costosas y si muy originales.

Los grandes productores deberán reformar su modelo de negocio. Quizás la pasta no esté en la distribución como ellos pretenden. Todos sabemos que la distribución de contenidos en la red es hoy en día ágil, rápida y gratis. A lo mejor deberán pensar en otras fuentes de ingresos.

Lo que si es evidente es que las formas de consumir audiovisual ya han cambiado. Un proceso de transformación que sigue su marcha de forma imparable. El día, que además no está lejos, en el que podamos navegar con el mando de nuestra televisión con total normalidad, ese día se habrá oficializado el cambio de hábito total. No queda otra. en mi opinión el único futuro pasa por la generación de contenidos, que gusten a muchos o a muy pocos pero que gusten, la búsqueda de ingresos alternativos y originales, y rezar mucho para poder seguir viviendo en este sector.

Un último comentario. Hace tiempo que tengo una alerta en mi correo definida como “audiovisual en internet”, en los últimos meses he visto como las noticias relacionadas con este ámbito se han multiplicado por cinco. Algo querrá decir.

Las imágenes y su sonido original

with 4 comments

Soy de los que defiende que el vídeo en internet tiene sus particularidades si lo comparamos con el vídeo en la televisión. Una de las más evidentes es la forma en la que se escucha. Cuando llevamos a cabo una grabación con nuestras cámaras, esas imágenes, esas secuencias suelen llevar aparejadas un sonido. Es lo que denominamos sonido ambiente.

En la televisión convencional pocas veces ese sonido propio de lo que estamos viendo cobra protagonismo. Existen dignas excepciones como el No Comment de Euronews o alguna información puntual que vemos en la tele. Pero coincidiréis conmigo en que ese ambiente de la imagen está normalmente oculto por una locución periodística, una música o un tratamiento elaborado. Eso no está mal, pero en internet creo que se valora menos.

Un vídeo con su sonido original en la red suele tener más aceptación. El simple hecho de la nula manipulación de la mano del periodista o el poder escuchar realmente lo que ha ocurrido nos da una visión más auténtica de la realidad. Yo apuesto en la red por hacer vídeos que suenen de forma natural, para lo otro ya está la televisión.

Os voy a poner un ejemplo. Hace unos meses el Airbus 380 aterrizaba en Singapore por vez primera. Las televisiones de medio mundo llevaron a cabo grandes despliegues informativos. El primero de los vídeos es parte de la emisión de aquel momento comentada por periodistas y con una música muy cinematográfica.

El segundo vídeo, son las mismas imágenes del aterrizaje del mega avión, pero con una diferencia evidente. Sólo se oye el ruido del avión original. Está sacado de Euronews. Comprobad la diferencia.

Son dos ejemplos de una misma cobertura. Dos ejemplos muy distintos. Yo me quedo con el segundo para la red y os explicaré el porque. El consumo de información en la red, en mi modesta opinión es muy autónomo. Podemos leer, ver y oir. En la TV sólo podemos ver y escuchar. El hecho de que yo acuda a una web, lea un texto y pinche para ver su vídeo es distinto a colocarme pasivamente frente al televisor a esperar que me lo den todo bien masticadito.

Vuelvo al consumo en red. Si ya he leído el texto, titular o rótulo de la información, no necesito que el vídeo que se adjunta a la noticia me vuelva a contar lo que ya he leído. Estaríamos hablando de un mensaje bastante repetitivo. Es más conveniente dejar que las imágenes suenen desde su origen. Se trata de información, de la información del sonido ambiente que os aconsejo nos despreciéis a la hora de elaborar vuestros reportajes on line.

Para terminar os dejo una secuencia más, donde colocar una locución es prescindible. Es mejor que suene as

¿Cuanto debe durar un video en la red?

with 7 comments

Me temo que es muy difícil concretar exactamente la duración de un vídeo en la red. Un minuto, dos, tres, diez, no me atrevo a dar una cantidad de segundos. Creo que el mejor consejo que se puede ofrecer en este sentido es el de llevar a cabo vídeos, en general, breves, cortos. La atención de los internautas es fugaz y el consumo de estos en la red es bastante impulsivo. Sin un vídeo tarda en cargar, dura más de cinco minutos o no capta la atención del espectador desde el inicio está condenado a ser ignorado. El gráfico que adjunto a continuación muestra a las claras como el 90% de los internautas a los 10 ó 20 segundos de pinchar en un vídeo se marchan. Son muy pocos, los menos, los que deciden ver el vídeo entero. Así que, debemos partir de una base, nuestros trabajos no deben ser muy largos.

Gráfico que muestra el tiempo de espera del internauta

 

 

 

 

 

 

 

 

El criterio periodístico es el que debe prevalecer en cada momento. Nuestros reportajes, noticias o documentales deberán empezar siempre captando la atención de quien lo ve. Una imagen impactante, un sonido fuerte, un planteamiento de incertidumbre o una pregunta al espectador son algunos ejemplos de aperturas de un trabajo audiovisual. En un segundo escalafón deberíamos mantener la atención con una ligera merma de la intensidad, algo bastante complicado si tenemos en cuenta la rapidez con la que se manejan los internautas en la red. Debemos ser bastante críticos con nuestro desarrollo visual en cada momento. Si a nosotros no nos impacta, que somos los primeros espectadores, sin duda estamos condenados a la dictadura del botón izquierdo del ratón.

Pese a esta defensa de la brevedad como principio, os diré que para mi un buen trabajo audiovisual no debe tener límites temporales. Si el planteamiento es de calidad, atractivo, interesante y cautivador a mi me engancha frente a la pantalla. Nuestras historias deben tener una presentación, un nudo y un desenlace.

El final de la televisión convencional está cerca.

with 2 comments

Hoy ha sido una jornada de datos. En las últimas 12 horas me ha llegado una cantidad de información relacionada con el consumo audiovisual de la población que sin duda confirma una tendencia que ya se veía venir. La fuente de esa información es doble. Empiezo por comScore, Inc. (NASDAQ: SCOR), líder en la medición del mundo digital que ha publicado los datos de su recientemente estudio en los que  indica que  casi 3 mil millones de vídeos fueron vistos en la red en nuestro país, sólo en octubre de 2010. Una auténtica barbaridad de consumo audiovisual en España. Y sólo es el principio. Dentro de los grandes mercados europeos, España ocupa el segundo lugar con un respetable 83 por ciento de consumo,  lo que representa más de 19 millones de espectadores españoles.

EU4 (Francia, España, Alemania, Reino Unido) Descripción Video Online Clasificados por% de alcance de la población de Internet
Octubre 2010
Audiencia total, 6 años + – Ubicaciones de Hogar y Trabajo *
Fuente: comScore Video Metrix
Total de visitantes únicos (000) % De alcance de la población de Campo de Internet Videos vistos (Millones)
Francia 39,375 84.4 5,480.6
España 19,222 83.1 2,912.9
Alemania 40,168 81.3 7,827.2
Reino Unido 35,031 80.7 6,041.3

* No incluye visitas desde ordenadores públicos como cibercafés o acceso desde teléfonos móviles o PDAs.

Sin duda una estadística que por su volumen debe ser tenida en cuenta. El segundo de los datos que he conocido en el día de hoy viene de Norteamérica. Concretamente de las tendencias que se están consolidando en EEUU y Canadá. Allí las webs, internet, se asienta en la población a marchas forzadas. Un reciente estudio de la prestigiosa consultora Forrester asegura que el consumo on line ya está por encima del de la televisión que todos conocemos. Este es el gráfico del estudio

La imagen nos muestra como en los últimos cinco años las tendencias de consumo en aquellos países han ido relegando a la prensa tradicional en favor de la red. Y esa escalda imparable acaba de fulminar a otro de los grandes medios de masas como es la televisión. Como indican las barras ya se consume más web que tv. Los americanos pasan 17 horas a la semana navegando en la web y 14 horas frente a la caja tonta. Estas tendencias también tienen un impacto directo en el vídeo online, lo audiovisual en la red se multiplica por dos. El 33 por ciento de los consumidores en los EEUU y Canadá ya consume vídeo con frecuencia, frente al 16 por ciento de hace tres años.

Las medias se disparan y los datos crecen con el paso de los meses. No hay que ser muy listo para comprobar que el tsunami llega, se le oye y se le huele. La televisión tal y como la conocemos hoy en día vive su final. Veremos como desaparece o se convierte en un medio absolutamente secundario.

 

Videos virales

leave a comment »

Si buscamos la palabra viral en el diccionario nos indica que se trata de un adjetivo relativo a los virus. Últimamente se habla mucho de los videos virales y ello no quiere decir que sean los videos que más virus informáticos propagan, sino la rapidez y cantidad con la que esos trabajos audiovisuales vuelan en la red. Unos nos los recomendamos a otros a través de redes sociales o e-mail.  Hace unos días Josh Warner escribía un post en el que realizaba una clasificación de los diez videos publicitarios más vistos en internet en los últimos doce meses. Warner mostraba algunos ejemplos de como verdaderas campañas de publicidad se desarrollan en internet con el ingenio como bandera y como estas triunfan de una forma pasmosa.

Durante estos meses de charlas por las diferentes cabeceras del grupo Vocento he solido colocar en mi presentación inicial el video del cazador y el oso. Un video que llegó a mis manos de forma viral, gracias a un recomendación de un colega en facebook. Un video que después utilicé para mostrar las posibilidades infinitas de este género en la red. En este caso concreto yo suelo hablar de como la publicidad está creando verdaderos productos visuales atractivos y casi perfectos. Productos que conectan con el usuario y que utilizan la interactividad y creatividad como armas arrojadizas. Curiosamente esa clasificación de Warner a la que yo hacía referencia hace unas líneas sitúa ese video como el más visto del año. En cuatro meses supera los 13 millones de visitas. La marca de papelería está encantada con el resultado. La inversión no ha sido millonaria, sino ingeniosa. Un video que es una obra maestra y que consigue enmarcar todos los principios de la comunicación publicitaria.

Un video divertido, interactivo y creativo. Apelar a nuestro sentido del humor siempre es garantía de éxito. Como lo es también hacerlo a las emociones, al corazoncito de cada uno de nosotros. En un segundo escalafón, la lista de los más virales nos coloca el video del abrazo a la vida. Su éxito en la red es comparable al del oso y el cazador. Su mensaje es distinto. Como indicaba antes, se trata de una apelación a nuestros sentimientos. Una forma elegante de mostrarnos las consecuencias de no llevar el cinturón al volante puesto. Una campaña de sensibilización de primer orden. La historia juega con las emociones positivas en un inicio para ir poco a poco pasando al drama. Una secuencia que pone los pelos de punto y que clava la intención del mensaje.

Son dos ejemplos. Hay más. Se abre una posibilidad infinita para que los periodistas podamos construir historias audiovisuales en la red con ingredientes como los mencionados en este post. La publicidad nos lleva algo de ventaja, pero nuestras historias son reales. De historias reales se pueden conseguir verdaderos videos virales, tan sólo es cuestión de una necesaria y correcta planificación audiovisual y una altura de miras.