Vídeos en línea

Experiencias de un periodista audiovisual

Posts Tagged ‘videos para web

Los grandes productores de contenidos audiovisuales ya miran la red de otra manera

leave a comment »

Esta semana se ha celebrado en Madrid  una jornada bautizada como “Nuevas oportunidades y nuevos negocios para el sector de los contenidos audiovisuales”, organizada por la Fundación ICDEA y celebrada  la Academia de Cine. En ese escenario he podido escuchar por primera vez a los dueños del negocio audiovisual de este país que su futuro esta en la red. Planean desembarcar allí y seguir liderando la distribución de los contenidos que hasta hoy han generado para la gran pantalla o televisión.

Ya era hora de que abrieran los ojos y se dieran cuenta de donde se está jugando la partida. Esa es mi primera valoración.

Tienen algo de razón cuando hablan de que el futuro no puede ser el gratis total. Ese es el camino más corto para su desaparición y la de miles de trabajadores, pero me temo que van a librar una larga y dura batalla. Muchas cosas van a cambiar si definitivamente los amos del cortijo deciden aterrizar en la red de redes. Para empezar no podrán cobrar por su producto lo que están acostumbrados a pedir. Sus beneficios serán mucho menores. Además van a tener que asumir que su posición en el mercado ya no es predominante. Se van a lanzar a un mercado en el que sus competidores se multiplican por miles. Cualquiera puede generar contenido de entretenimiento. A muchos les faltará calidad en sus creaciones, pero el entretenimiento de los que navegamos se puede encontrar en muchas propuestas nada costosas y si muy originales.

Los grandes productores deberán reformar su modelo de negocio. Quizás la pasta no esté en la distribución como ellos pretenden. Todos sabemos que la distribución de contenidos en la red es hoy en día ágil, rápida y gratis. A lo mejor deberán pensar en otras fuentes de ingresos.

Lo que si es evidente es que las formas de consumir audiovisual ya han cambiado. Un proceso de transformación que sigue su marcha de forma imparable. El día, que además no está lejos, en el que podamos navegar con el mando de nuestra televisión con total normalidad, ese día se habrá oficializado el cambio de hábito total. No queda otra. en mi opinión el único futuro pasa por la generación de contenidos, que gusten a muchos o a muy pocos pero que gusten, la búsqueda de ingresos alternativos y originales, y rezar mucho para poder seguir viviendo en este sector.

Un último comentario. Hace tiempo que tengo una alerta en mi correo definida como “audiovisual en internet”, en los últimos meses he visto como las noticias relacionadas con este ámbito se han multiplicado por cinco. Algo querrá decir.

Solidaridad con Paco Sanz

with 5 comments

Normalmente escribo sobre los aspectos más técnicos de un vídeo o sobre las diferentes propuestas  narrativas audiovisuales para un género determinado. Con permiso de los que soléis leer este humilde blog, desde hoy voy a introducir también mis sensaciones y mis experiencias ante las coberturas informativas que a fecha de hoy publico en www.lasprovincias.es. Quizás de mis propias vivencias también se puedan extraer conclusiones. Eso espero, por lo menos.

Empiezo con una que viví la semana pasada. Me comentaron que había un valenciano, Paco Sanz, que lo está pasando fatal. Sufre el mal de Cowden desde hace unos años. Una enfermedad de las consideradas raras que impide que nuestro cuerpo pueda luchar contra los tumores que nuestro organismo pueda generar. Las personas que la padecen son muy pocas y la solución, como casi siempre en estos casos, se encuentra fuera de nuestras fronteras. Paco tiene en estos momentos en el interior de su cuerpo más de 2000 tumores. Afortunadamente todos benignos, pero que le impiden tener una vida normal. Cuando hablamos con Paco nos dijo que se le estaba terminando el dinero para seguir tratándose de su problema en Estados Unidos. De tal manera que decidí plantear el reportaje como una historia humana potente que llegará al mayor número de personas.

Con esa idea llegamos a su casa. Nos sentamos en uno de los sofás en los que pasa las horas descansando y lo entrevistamos durante casi una hora. La entrevista intento ser lo más cercana y sensible posible. Intenté que nos contará como era su día a día, las dificultades por las que pasa en acciones tan vitales como comer. Paco nos contó con todo lujo de detalles su problemática. Los primeros planos como veréis son la constante de este reportaje. Su discurso, su mensaje es lo más importante y por eso abusamos de ese encuadre en la grabación previa.

Después le pedimos que nos mostrara en su ordenador todas las fotos y expediente médico de estos últimos meses. Algo más relajado, y sin la presencia de un cámara siguió contando cosas de su día a día que utilizamos para ilustrar nuestra historia audiovisual. Acciones como preparar un café o posar con el carnet de los hospital americano donde pasa largas temporadas sirvieron para completar su discurso. Con todo ese material nos fuimos a la redacción para completar el montaje.

La música del piano, os lo confieso, tiene unos acordes que conectan directamente con el espectador ante un drama personal de estas características. Nos sensibilizan que a fin de cuentas es de lo que se trataba con este reportaje. Una de las primeras cosas que hicimos junto a mi compañera Amalia fue preparar una entrada cautivadora. Podréis ver que en los primeros 30 segundos damos con el núcleo de la historia. Nuestro objetivo era la permanencia del espectador. Algo que os recomiendo cuando editéis un vídeo, sobretodo si es para internet. La permanencia de los consumidores de vídeo es muy efímera y debemos combatirla de esta manera, creo yo.

Aquí tenéis el reportaje para que juntos lo analicemos. Son estas historias las que conmueven. Debo reconocer que para mi fue un trabajo duro y una experiencia personal muy satisfactoria. De todo ser humano se aprende algo. Yo de Paco he aprendido a no perder la esperanza, a sonreir y sobretodo a valorar todo lo que tengo en estos momentos.

Gracias Paco.

Written by Ángel Ramírez

19 enero, 2011 at 12:49